Saliendo del confort

Hace días que no les escribía, pero ya estamos de regreso! Hoy con un tema sobre la zona de confort que todos experimentamos cada cierto tiempo y de la cual aveces cuesta salir.

El camino hacia la zona de confort es duro, puede que nos haya costado lágrimas y sacrificios, pero luego de un árduo camino llegamos a la meta … alcanzamos algo por lo que hemos trabajado durante mucho tiempo, invertido dinero y dejado horas de sueño en el olvido. Sin embargo (y por mas duro que sea) justo cuando alcanzamos la meta, cuando somos líderes en el mercado, cuando tenemos lo que buscamos, cuando hemos alcanzado el anhelado sueño … es cuando hay que “saltar sin paracaídas” hacia una meta mayor.

Por supuesto que el éxito hay que disfrutarlo y celebrarlo. Pero determinar el momento en el que caemos en la zona de confort o bien la hora precisa para salir de la misma no es tan fácil; ya que es algo común en nosotros, como seres humanos, buscar la zona de confort y acomodarse allí. A nadie le estorba llegar a un lugar donde tenemos todas las comodidades del caso, estabilidad y donde además tenemos seguridad . Sin embargo, la zona de confort carece de iniciativa, pro-actividad y por consiguiente tampoco productividad.

Estar en la zona de confort es de las cosas más peligrosas que hay.  No solamente cuando tenemos un negocio, sino en nuestra vida personal, estudios, familia, etc. Estando en este lugar no deseamos cambiar nada y el cambio es lo que nos hace crecer como seres humanos en todo sentido.

Tenemos que ser de los que hacen que las cosas sucedan y las cosas suceden FUERA de la zona de confort.

Cómo sabemos que estamos en esa zona? Qué ocupamos para salir de ella?  Aquí enumero algunos tips que pueden ayudar:

  1. Luego de cierto tiempo, nada nuevo sucede. Estamos seguros, pero estancados.
  2. Nuestro proyecto esta estancado (no necesariamente es que nos va mal) PERO no hay crecimiento. -Estabilidad-
  3. Importante: Reconocer que estamos en la zona de confort.
  4. Hacer una lista de los cambios que necesitamos hacer.
  5. Imaginar dónde nos vemos en el futuro. – Proyectarnos hacia donde queremos ir-
  6. Plantear nuevos retos de la mano con metas realizables y cuantificables.
  7. Poner el plan en acción.
  8. Dar crédito a los pequeñas pasos que vamos dando, las cosas sucede poco a poco!

Beneficios

  1. Te da la oportunidad de conocer nuevas personas y lugares.
  2. Elimina barreras.
  3. Conocer habilidades que no sabíamos que tenemos.
  4. Nuestra expectativa crece hacia el mismo proyecto o bien hacia los nuevos.
  5. Nos volvemos pro-activos, las ideas fluyen y por ende la productividad también!
  6. Vamos a llegar a la siguiente meta mucho más rápido.

Entrar a la zona de confort es inevitable, todos llegamos allí en algún momento de la vida o incluso varias veces cada cierto tiempo. Salir del confort es opcional y depende de cada uno de nosotros darnos la oportunidad de crecer y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Éxitos!  Mónica 🙂

Las cosas suceden FUERA de nuestra zona de confort

Saber DAR

Me ha llamado la atención como algunas personas piensan que no tienen nada que dar, que inventar o qué crear. Creo que todos tenemos una medida de nuestro ser para “Compartir” sino, el ser humano no tendría la necesidad básica de socializar. Si bien los talentos y cualidades de cada uno son diferentes, todos tenemos al menos un área creativa para explotar y desarrollar, el punto es creer que lo tenemos y trabajar en ello.  Se han puesto a pensar cuál es el área creativa en la que se desenvuelven? Los deportes, la cocina, la música, el diseño en sus diferentes ramas, ingeniería, la medicina o porqué no, un trabajo de oficina “normal”? En cada rama hay campo para crear el asunto es si nos atrevemos a hacerlo. El tema no solo va enfocado a emprender, sino a tener el valor de iniciar a ser diferentes. A destacarnos en nuestras distintas áreas de expresión. Para muchos es algo natural, para otros suena más fácil de lo que es … hay que dar el paso y atrevernos a compartir nuestras ideas: la mejora de un proceso, la letra de una nueva canción, los pasos de baile para una coreografía o hasta un detalle adicional que va a hacer el diseño anterior algo más relevante. Al decir que todos tenemos algo que dar, no necesariamente hablo de dinero, pero si de opciones para crecimiento tanto propio como de quienes nos rodean.

Las decisiones que tomamos hoy afectan nuestra vida mañana.

Y también afectan la vida de nuestros seres queridos y a quienes son cercanos en el día a día. Saber DAR es un regalo, en todo sentido, es el mejor regalo que podamos darnos a nosotros mismos y evidentemente a los demás. DAR es:

  1. Querer ser mejores
  2. Buscar lo mejor para el lugar donde nos desarrollamos (sea empresa propia o no)
  3. Creer en nosotros mismos
  4. Amar al prójimo

Dar es CREAR!

Lo necesario de los Fracasos

En estos días he escuchado a algunas personas hablar sobre los fracasos y como esto les hace sentir frustrados o tristes … cuando en realidad son necesarios para crecer!

Hoy quiero hablar sobre lo “necesario de los fracasos”, me explico: Si bien, equivocarse o no tener éxito en algo no es bonito al inicio, es algo NECESARIO para poder encontrar la forma correcta de hacer las cosas. Equivocarnos múltiples veces no nos hace personas fracasadas, sino que nos dejan varios puntos positivos:

  1. Experiencia. La cual es invaluable. Dice un dicho por ahí que “nadie experimenta por cabeza ajena” y en realidad es cierto, un argumento puede ser real pero no puede competir con la experiencia. De algo que no nos salió bien queda lo que vivimos y hay que saber sacarle provecho!
  2. Aprendizaje & Crecimiento.  Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender, es una frase de Charles Dickens, una decepción laboral, amorosa, familiar, etc va a darnos algo para madurar y si lo enfocamos bien nos va a ayudar a crecer y ser mejores personas.
  3. Otra oportunidad. Siiii!!! Nos da la oportunidad de empezar otra vez, con madurez, con conocimiento de como NO se hace y con la sabiduría para escoger un mejor camino.

El fracaso solo existe cuando dejamos de esforzarnos.

A todos nos ha pasado, hemos sentido el fracaso algunos con cosas pequeñas y otros hasta con magnitudes millonarias, la diferencia no está en el impacto sino  en como lo tomamos y si decidimos seguir intentándolo o no. De nuevo les digo  ADELANTE!! Lo peor que podemos hacer es sentirnos ‘acabados’ cuando hay un sin fin de oportunidades por delante.

Espero que les haya gustado! Agradezco sus comentarios 🙂

Mónica

Lo que necesitamos: Una visión futurista

Hola de nuevo! Quisiera iniciar esta semana hablándoles sobre lo que todos ocupamos para poder llevar a cabo un plan, sueño, inversión, etc … y es una VISION.

Claramente ocupamos saber no solo qué queremos, sino qué vamos a hacer en general. Me explico: una visión no solo consiste en saber cual es nuestro “objeto del deseo” por llamarlo de alguna forma; sino en saber cual es nuestro destino e imaginar hacia donde queremos ir. Es importante preguntarnos dónde nos vemos en 5 años? Y en 10 años? Quiero estar haciendo lo mismo? Quiero vivir en el mismo lugar? Alcancé mi propósito en la vida? Si la respuesta a las últimas tres preguntas es “no” entonces necesitamos hacer un alto en el camino y plantearnos cuál es nuestra visión de vida.

El propósito de cada uno se va construyendo día a día, pero el plan de vida (visión) es algo que ocupamos tener claro para empezar a provocarlo. Les dejo algunos tips para pensar en esa visión del futuro que necesitamos en el presente:

  1. Reflexiona. Ocupamos dedicar tiempo a pensar bien hacia donde queremos ir y de paso analizar los valores que practicamos ya que serán fundamentales en este proceso.
  2. Establece objetivos. Los cuales deben ser medibles, por ejemplo: “Quiero ser millonario”, lo ideal sería que el objetivo sea “Incrementar mis finanzas para tener estabilidad y libertad económica”
  3. Escribe la visión. Esto le dará ese toque de “formalidad” a lo que estás documentando, de esta manera podemos verla periódicamente y hacer una revisión de como vamos en el camino.
  4. Define una misión: Aquí va la afirmación de COMO vamos a lograr la visión. Esta se debe llevar en conjunto con el plan de trabajo.

La visión puede ser tan general o tan específica y dividida como te parezca mejor. Si decidís dividirla por área también es válido, esto te puede ayudar a priorizar por donde iniciar, sin embargo hay que ser disciplinado para poder dar un seguimiento al plan que nos tracemos para cumplir la visión. Así que … MANOS A LA OBRA!

Una visión futurista nos va a llevar tan lejos como queramos llegar. Nunca es tarde para soñar y planificar.