Saliendo del confort

Hace días que no les escribía, pero ya estamos de regreso! Hoy con un tema sobre la zona de confort que todos experimentamos cada cierto tiempo y de la cual aveces cuesta salir.

El camino hacia la zona de confort es duro, puede que nos haya costado lágrimas y sacrificios, pero luego de un árduo camino llegamos a la meta … alcanzamos algo por lo que hemos trabajado durante mucho tiempo, invertido dinero y dejado horas de sueño en el olvido. Sin embargo (y por mas duro que sea) justo cuando alcanzamos la meta, cuando somos líderes en el mercado, cuando tenemos lo que buscamos, cuando hemos alcanzado el anhelado sueño … es cuando hay que “saltar sin paracaídas” hacia una meta mayor.

Por supuesto que el éxito hay que disfrutarlo y celebrarlo. Pero determinar el momento en el que caemos en la zona de confort o bien la hora precisa para salir de la misma no es tan fácil; ya que es algo común en nosotros, como seres humanos, buscar la zona de confort y acomodarse allí. A nadie le estorba llegar a un lugar donde tenemos todas las comodidades del caso, estabilidad y donde además tenemos seguridad . Sin embargo, la zona de confort carece de iniciativa, pro-actividad y por consiguiente tampoco productividad.

Estar en la zona de confort es de las cosas más peligrosas que hay.  No solamente cuando tenemos un negocio, sino en nuestra vida personal, estudios, familia, etc. Estando en este lugar no deseamos cambiar nada y el cambio es lo que nos hace crecer como seres humanos en todo sentido.

Tenemos que ser de los que hacen que las cosas sucedan y las cosas suceden FUERA de la zona de confort.

Cómo sabemos que estamos en esa zona? Qué ocupamos para salir de ella?  Aquí enumero algunos tips que pueden ayudar:

  1. Luego de cierto tiempo, nada nuevo sucede. Estamos seguros, pero estancados.
  2. Nuestro proyecto esta estancado (no necesariamente es que nos va mal) PERO no hay crecimiento. -Estabilidad-
  3. Importante: Reconocer que estamos en la zona de confort.
  4. Hacer una lista de los cambios que necesitamos hacer.
  5. Imaginar dónde nos vemos en el futuro. – Proyectarnos hacia donde queremos ir-
  6. Plantear nuevos retos de la mano con metas realizables y cuantificables.
  7. Poner el plan en acción.
  8. Dar crédito a los pequeñas pasos que vamos dando, las cosas sucede poco a poco!

Beneficios

  1. Te da la oportunidad de conocer nuevas personas y lugares.
  2. Elimina barreras.
  3. Conocer habilidades que no sabíamos que tenemos.
  4. Nuestra expectativa crece hacia el mismo proyecto o bien hacia los nuevos.
  5. Nos volvemos pro-activos, las ideas fluyen y por ende la productividad también!
  6. Vamos a llegar a la siguiente meta mucho más rápido.

Entrar a la zona de confort es inevitable, todos llegamos allí en algún momento de la vida o incluso varias veces cada cierto tiempo. Salir del confort es opcional y depende de cada uno de nosotros darnos la oportunidad de crecer y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Éxitos!  Mónica 🙂

Las cosas suceden FUERA de nuestra zona de confort

Colores, colores, colores!

Dicen que “para gustos colores” … todos tenemos gustos diferentes sobre el tema. Hablemos no tanto sobre la composición de los mismos sino sobre las combinaciones que podemos hacer y cómo sacar beneficio de ellos.

Tonos claros, pasteles, oscuros, neón, neutros, clásicos, monocromático … cuáles son tus favoritos?  Antes me inclinaba solo por lo negro o colores oscuros, hasta para la ropa y accesorios. Con el tiempo (y madurez jaja) ahora uso todos los tonos, tratando de sacarle provecho a cada uno según la ocasión o hasta mi estado de ánimo. Antes decía que nunca iba a usar blanco y ahora es parte de mi guarda ropa.

En cuanto a accesorios se refiere, hay miles de opciones, así como para decorar. Hay además, temporadas para usar algunos tonos, los mismos se vuelven protagonistas en ciertas épocas del año volviéndose “Tendencia”.

Algunos lectores se preguntarán, qué tiene que ver el color con emprendedurismo? Lo siguiente: nuestro lugar creativo (trabajo, casa, taller, etc) debe ser lo que nos inspire, con los tonos adecuados para sentirnos a gusto. Esto es clave para la inspiración, para fluir en lo que hacemos mejor!  Un área de trabajo limpia y con colores que nos motiven es un plus.

Veamos un poco el provecho que le podemos sacar a ciertas combinaciones de colores y en el próximo post veremos un poco sobre combinación de colores en accesorios Ü

Elegir el ambiente que queremos es lo principal antes de elegir tonos o combinaciones.

  1. Tonos claros. Van a dar la idea de amplitud a espacios pequeños. Así como de paz, frescura y limpieza. Aquí juegan un papel importante los tonos pastel.
  2. Monocromáticos. Es un solo color, combinado en diferentes tonos (degradaciones de color) dando la idea de “Continuidad’. El resultado de esta combinación es sobrio, elegante, con un efecto visual sofisticado causando la sensación de tranquilidad.
  3. Tonos oscuros. Estos generalmente se utilizan en exteriores, aunque no exclusivamente. Se pueden usar con diferentes técnicas para dar textura a un espacio.  Y con las combinaciones adecuadas, pueden aportar elegancia.
  4. Opuestos. Como su nombre lo indica son tonos contrastantes, estos dan “movimiento” a una habitación. Debe haber un tono más fuerte que el otro, en cuanto a intensidad de color se refiere, ya que si ambos son iguales pueden llegar a neutralizar el look. Lo ideal es usar un tono fuerte y que el otro sea de un tono medio.

Siempre he pensado que la vida es de colores, nosotros elegimos de qué color queremos vivirla!

Que tengan una excelente semana!

Mónica