Saliendo del confort

Hace días que no les escribía, pero ya estamos de regreso! Hoy con un tema sobre la zona de confort que todos experimentamos cada cierto tiempo y de la cual aveces cuesta salir.

El camino hacia la zona de confort es duro, puede que nos haya costado lágrimas y sacrificios, pero luego de un árduo camino llegamos a la meta … alcanzamos algo por lo que hemos trabajado durante mucho tiempo, invertido dinero y dejado horas de sueño en el olvido. Sin embargo (y por mas duro que sea) justo cuando alcanzamos la meta, cuando somos líderes en el mercado, cuando tenemos lo que buscamos, cuando hemos alcanzado el anhelado sueño … es cuando hay que “saltar sin paracaídas” hacia una meta mayor.

Por supuesto que el éxito hay que disfrutarlo y celebrarlo. Pero determinar el momento en el que caemos en la zona de confort o bien la hora precisa para salir de la misma no es tan fácil; ya que es algo común en nosotros, como seres humanos, buscar la zona de confort y acomodarse allí. A nadie le estorba llegar a un lugar donde tenemos todas las comodidades del caso, estabilidad y donde además tenemos seguridad . Sin embargo, la zona de confort carece de iniciativa, pro-actividad y por consiguiente tampoco productividad.

Estar en la zona de confort es de las cosas más peligrosas que hay.  No solamente cuando tenemos un negocio, sino en nuestra vida personal, estudios, familia, etc. Estando en este lugar no deseamos cambiar nada y el cambio es lo que nos hace crecer como seres humanos en todo sentido.

Tenemos que ser de los que hacen que las cosas sucedan y las cosas suceden FUERA de la zona de confort.

Cómo sabemos que estamos en esa zona? Qué ocupamos para salir de ella?  Aquí enumero algunos tips que pueden ayudar:

  1. Luego de cierto tiempo, nada nuevo sucede. Estamos seguros, pero estancados.
  2. Nuestro proyecto esta estancado (no necesariamente es que nos va mal) PERO no hay crecimiento. -Estabilidad-
  3. Importante: Reconocer que estamos en la zona de confort.
  4. Hacer una lista de los cambios que necesitamos hacer.
  5. Imaginar dónde nos vemos en el futuro. – Proyectarnos hacia donde queremos ir-
  6. Plantear nuevos retos de la mano con metas realizables y cuantificables.
  7. Poner el plan en acción.
  8. Dar crédito a los pequeñas pasos que vamos dando, las cosas sucede poco a poco!

Beneficios

  1. Te da la oportunidad de conocer nuevas personas y lugares.
  2. Elimina barreras.
  3. Conocer habilidades que no sabíamos que tenemos.
  4. Nuestra expectativa crece hacia el mismo proyecto o bien hacia los nuevos.
  5. Nos volvemos pro-activos, las ideas fluyen y por ende la productividad también!
  6. Vamos a llegar a la siguiente meta mucho más rápido.

Entrar a la zona de confort es inevitable, todos llegamos allí en algún momento de la vida o incluso varias veces cada cierto tiempo. Salir del confort es opcional y depende de cada uno de nosotros darnos la oportunidad de crecer y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Éxitos!  Mónica 🙂

Las cosas suceden FUERA de nuestra zona de confort

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s